Cómo sobrevivir a las noches del campamento

sobrevivir noches campamento

En cualquier campamento de verano que se precie las noches tienen una gran importancia. Tal es la trascendencia de esta parte del día que cuando pensamos en un campamento se nos viene a la cabeza la imagen de todos los chavales alrededor de la hoguera contando historias de miedo. Porque si la noche es clave, inherente a ella son los cuentos de terror. Durante el día se lleva bien, pero… lo difícil es sobrevivir a las noches de campamento.

Creo que no hace falta la aclaración, pero nunca está de más. Utilizo el verbo sobrevivir como una suerte de exageración absoluta. Obviamente todos sobreviven. Las noches en un campamento de verano son el momento de las fábulas de las bromas, de las novatadas. De vivir.

¿Qué se hace en las noches de campamento?

Hay que repetirlo porque es lo más importante: las historias de miedo. Siempre hay alguien con un don para traspasar el temor. Una persona que multiplica el efecto medroso que podría tener el cuento por sí mismo. Que la escenifica y vive al máximo. Que cuando termina todos le dicen que se dedique a la actuación. ¿Cómo sobrevivir a las noches en un campamento de verano cuando se cuentan historias de miedo? Armándote de valor y, a ser posible, yéndote acompañado a la tienda.

Vamos ahora con las novatadas, no sin antes condenar todas aquellas bromas de mal gusto que, por desgracia, suceden en algunos campamentos. También me gustaría decir que este tipo de burlas que se hacen en un campamento de verano está bien hacerlas con tus amigos, con la gente que forma parte de tu grupo más íntimo. Nunca contra el niño o la niña que va solo o tiene pocos amigos. Jamás contra alguien por ser gordito, con gafas, con pecas o tímido. Jamás.

Dicho esto, son varias las bromas que se pueden gastar. Sempiterna es la de untar la mano con pasta de dientes y hacer que el dormido se la lleve a la nariz. Con una pluma se puede conseguir que acabe con el hocico lleno de Colgate.

Pero en las noches de los campamentos de verano también hay fiestas. Es el momento de perder la vergüenza. De sacar a bailar a la chica que nos gusta. De reconocer amores secretos. Quién sabe, quizás de dar nuestro primer beso. O, simplemente, es el momento de reír, de pasarlo bien, de gritar y disfrutar. Eso es lo primordial.

 

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Juan Manuel Martínez
Escrito por
Juan Manuel Martínez
Más artículos de Juan Manuel Martínez

Enfermedades más habituales que se suelen sufrir en un campamento de verano

“Abrígate por las noches, no andes descalzo, lávate las manos antes de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.