Por primera vez, yo, en el campamento de verano

campamento verano

Todavía recuerdo la primera vez que fui a un campamento de verano. Tenía 12 años y en un principio no quería. Mis padres pensaron que sería una buena oportunidad para que pasara mis vacaciones después de que unos buenos amigos les dijeran que su hija iba de campamento todos los veranos. Tras varios intentos, consiguieron convencerme.

Era la primera vez que salía sola de vacaciones. También la primera en la que iba a estar tantos días (3 semanas) separada de mis padres. En esos 21 días me dio tiempo a hacer otras cosas que tampoco había hecho nunca.

Cosas que hice por primera vez en un campamento de verano

  1. Mi primera cerveza: sabía que algunos chicos habían comprado unas cervezas cuando, el día que llegamos, hicimos una visita al pueblo. Al principio les dije que no quería, nunca había bebido. Pero entrada la noche todos nos reunimos en la tienda más grande. Sacaron las cervezas y empezaron a beber. Al final decidí probarla, pero poco, un par de tragos. Creo que cogí eso que llaman “el puntillo”.
  2. Mi primera menestra: mi madre ya se había rendido. Harta de que cuando hacía menestra fuera capaz de dejarla encima de la mesa en la comida, en la cena y en la comida del día siguiente, decidió no hacerla. En general, comía de todo. No pasaba nada porque algo no me gustara. Cuando llamaron para comer en el campamento de verano, fui velozmente. Me sonaban las tripas. ¿Qué habrá? Me preguntaba salivando. Mi gozo en un pozo: menestra. Al principio juré y perjuré que no la probaría. Pasó el tiempo, y mis tripas ya no sonaban, se desgañitaban. Al final comí. ¿Y sabéis qué? Desde ese día es uno de mis platos favoritos.
  3. Mi primer premio: cada año en el campamento de verano se hacía un concurso de teatro. A mí me daba mucha vergüenza pero todos teníamos que hacerlo. Nos juntamos en grupos y pensamos una historia. Un niño que acababa de leer Manolito Gafotas propuso que representáramos alguna parte del libro. Así lo hicimos. Y ganamos. Nos llevamos el premio por la obra, y yo, el de mejor actriz por mi papel de Susana Bragas-Sucias.
  4. Mi primer beso: esto es lo que más me marcó de aquel campamento veraniego en el burgalés pueblo de Quintanar de la Sierra. Desde el primer día me gustó Juan. Nunca antes había sentido nada por un chico, así que para mí era algo nuevo. Me gustaba mirarle. Intentaba hablarle, me encantaba que él se dirigiera a mí. Nos fuimos conociendo y nos hicimos inseparables. Cada noche hablábamos. Yo era de Zaragoza, el de Valladolid. Planeamos ir a vernos. Nos juramos que seguiríamos en contacto. Y os hablo de cuando el Whats App no estaba inventado. El último día él me dijo que le parecía muy guapa y que para despedirse de mí quería darme un beso en la boca. Yo accedí. Fue mi primer beso. No le volví a ver.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Campamentos urbanos Semana Santa 2016

Un campamento urbano es una modalidad de campamentos que consiste en llevar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.