Qué debemos tener en cuenta para elegir un campamento de verano

elegir un campamento de verano

Aún quedan unos meses para el verano pero si estáis pensando en mandar a vuestro peque a alguno de los campamentos de verano disponibles tendréis que saber que existen muchas posibilidades para ello. Por eso, hay que tener en cuenta algunos aspectos a la hora de elegir un campamento de verano u otro; os las resumo a continuación.
Lo primero que tenemos que tener claro es que, de verdad, nuestro hijo quiere asistir a un campamento de verano. Si no es así y nosotros nos empeñamos, seguramente sufrirá, pasará unos días inestable, no aprenderá ni se lo pasará bien. Se trata de escucharle y entre todos elegir la mejor opción.

Una vez sepamos que sí tiene ganas, deberemos decidir la temática del campamento de verano, es decir, si lo enviamos a un campamento de inglés, de música, artístico, en la naturaleza, deportivo, etc. Si le gusta la playa, la montaña… Hablaremos con él y  juntos consensuaremos qué tipo de campamento vamos a elegir.

Después, comienza la búsqueda. Para elegir un campamento de verano deberemos optar por uno con sólida experiencia, que sepamos va a proporcionar profesionalidad y positividad a la estancia. Nos deberemos informar sobre las condiciones de alojamiento, las instalaciones donde vivirán mientras transcurre el campamento de verano y cómo será su desarrollo: clases, quién las imparte, durante cuánto tiempo, actividades paralelas, etc. Los monitores deben ser profesionales del área que impartan y lo ideal es que no se superen los 12 chavales por monitor. Es importante saber con quién vamos a dejar a nuestros hijos; si el campamento es de idioma, los profesores nativos también serán un plus de garantía.

También debemos asegurarnos de que el campamento de verano tenga su licencia en regla y todos los permisos según establezca la ley, seguros, coberturas sanitarias, etc. No dudéis en preguntar e informaros sobre todo esto. Si tenéis posibilidad de visitar las instalaciones también os quedaréis más tranquilos si las veis con vuestros propios ojos e incluso si conocéis a los monitores.

Asimismo, pregunta el precio completo de todo el campamento (no vaya a ser que incluya suplementos adicionales o cualquier otro importe extra), saber qué incluye, qué tipo de ropa debe llevar el niño y si necesitará algún material extra para llevar, qué tipo de actividades se realizarán y cómo se distribuirán en función de edad o necesidades, etc.

En todo momento se busca que, durante el campamento de verano, el niño se divierta, aprenda, madure, refuerce su autonomía, su responsabilidad, aprenda a compartir y a convivir. Si es el primer año que va será, sin duda, toda una experiencia.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Campamento de verano de la Sociedad Española de Reumatología

Hoy os hablo de un campamento especial para niños con enfermedades reumáticas,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.