Campamentos de inglés: la forma más divertida de aprender disfrutando

campamentos ingles

¿Quién tiene dudas? El inglés es el idioma más hablado en todo el mundo y por el ello, el más demandado laboralmente. En un mercado tan competitivo, que nuestros hijos dominen esta lengua se ha convertido en una de nuestras preocupaciones constantes a la hora de elegir centro educativo, actividades extraescolares e incluso material didáctico y lúdico para casa.
Los campamentos de verano de inglés suponen una de las mejores opciones para aquellos padres exigentes que no olvidan que, al fin y al cabo, los niños son niños y si no se divierten, el esfuerzo no merece la pena. Por ello, contamos con una nueva tipología de campamentos que garantizan diversión mientras se aprende inglés sin darse cuenta.

Por si con la diversión no bastara, el precio es otra gran ventaja que le encontramos en estos campamentos de inglés. Y es que las opciones clásicas para el aprendizaje del inglés como los intercambios escolares, la realización de un curso escolar en otro país, etc. suelen ser tremendamente costosos además de añadir mucha tierra de por medio, algo que suele aterrar quizás más a los padres que a los hijos… Afortunadamente, lo tenemos mucho más fácil.

campamentos ingles

Una inmersión lingüística llena de risas en los campamentos de inglés

La inmersión lingüística consiste literalmente en sumergirse en un entorno real en el que la vida transcurre en otra lengua, sin paréntesis ni subtítulos de nuestro propio idioma para dulcificarnos el proceso de adquisición de la lengua. Y así, esta se va adquiriendo sin ser conscientes de ello, pues esto ocurre de manera natural cuando lo empleamos automáticamente en diferentes situaciones espontáneas y no artificiosas como viene a suceder en el entorno de un aula. Hasta hace muy poco, los intercambios escolares o cursos intensivos en otros países de la lengua escogida eran nuestras únicas opciones, pero gracias a los campamentos de verano con inglés intensivo, no tenemos que mandar a los pequeños tan lejos de casa. ¡Menos mal!

Resulta muy gratificante para el niño aprender este idioma mientras disfruta de todas las posibilidades que ofrece un campamento de verano: millones de actividades y juegos, práctica de deportes, lecturas, canciones… Y si los monitores son angloparlantes, mejor que mejor. Desde luego, cuando los pequeños lleguen a casa, veremos los cambios y seguro que el curso siguiente el inglés será para ellos pan comido. Y es que habrán comprobado en primera persona que el aprendizaje de esta lengua sirve para mucho más que completar cuadernillos de aburridas actividades…

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 2
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Por primera vez, yo, en el campamento de verano

Todavía recuerdo la primera vez que fui a un campamento de verano....
Leer más

2 Comentarios

  • Hola Olga. Pues es que este tipo de campamentos hay un montón, según la ciudad en la que vivas… Cada uno con sus características y precios. Yo creo que lo mejor es que te informes en el ayuntamiento de tu ciudad por ejemplo, o en asociaciones que los organicen… ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *